Seguidores

martes, 1 de julio de 2014

El mejor destino del mundo.

Conseguimos, una vez más, abrir los ojos sin saber en qué rincón del mundo nos despertamos, y lo mejor de todo es que nos encanta esa sensación: perder la cuenta de los monumentos que tienen la suerte de fotografiarse contigo

Nos negamos a tachar destinos en un mapa de carretera, a guardar recuerdos en fotografías típicas que quedan olvidadas en algún álbum abrazado por el polvo en lo más alto del armario.
Queríamos inmortalizarnos, usar tu cuello como marco de toda vista de toda ciudad, mirar el paisaje mientras undo la nariz en tu clavícula para relacionar siempre tu olor con lo bonito que resulta viajarnos.
Queríamos señalar destinos cumplidos usando un mapa inmenso como mantel todas las mañanas. Como marca, la mancha que deja la taza de café en otro de los desayunos que nos grita que nos espera un día inolvidable . 


Como diario, redactar en braille toda aventura usando los lunares que marcan tu espalda,



sin lugar a dudas, el mejor destino del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Pompas